El búho y el hada. ®.


 

El búho y el hada. ®.
Cuento poeta metafísico.
(Para niños y mayores)
Jorge Ofitas. ®.

 

“Los sueños, encierran la llave maestra qué abre; la puerta dorada de la realidad”

Llovía sobre la cabaña del bosque, en la noche, un poeta ensoñado caminaba descalzo entre las sombras mojadas, empapado de nuevas sensaciones, un búho escondido le advirtió, mirándole con sorna, burlón se asomó y dijo:

- Dicen que acabará el mundo y sin embargo, suenan violines purpurinas por la lluvia danzarina, le comentó el ave nocturna, desde su rama, al poeta. Se anuncian nuevos tiempos donde los hombres mandarán sobre el lamento. Alineamiento de corazones año de Dragón, será como un verso de razones, aromático de amor…

El poeta se paró y miró al búho, que parecía no inquietarse y entonces le dijo:

- ¿Qué será de ti? Búho…
- Oh, poeta, deja tu boca quieta, solo soy un ave, que mora en las profundidades, de la noche oscura…
- ¿Y me hablas? ¿Crees qué no sé qué todo esto no es más que un sueño?
- ¿Y no sientes la lluvia? ¿Y te llamas poeta? ¿Acaso no sientes tus pies arañados por el ramaje caído y escondido? ¿Qué buscas, poeta?
- Busco un poema, sólo eso, búho…
- Pues escríbelo. Dile a las gentes, que la naturaleza nunca miente y que encontraste a un búho que hablaba mientras tú caminabas, buscando a tu hada…
- Pero. ¿De qué hablas mochuelo? Ella se marchó por el riachuelo de los diamantes, buscando a un amor de antes, que la colmó de riquezas y esmero y yo desde entonces camino condenado entre las sombras nocturnas como tú búho, ella era mi alma gemela y rompió el vínculo de otra vida, es algo terrible y terrible y temible, esta separación. ¿Comprendes ahora búho mi desesperación? Desmayado voy por la vida y nunca, sanará esa herida.
- ¿Esperarías otra vida por ella?
-  Ya no hay solución, búho. Cuando ella muera moriré yo.
- Haré un trato contigo poeta.
-  No hago tratos con aves embrujadas.
- Por un día, yo seré tú y caminaré sobre la tierra, a cambio tú, tomarás mi cuerpo de ave nocturna y podrás volar y buscarla entre la multitud escondida y podrás mirarla, observarla, saber cómo le va la vida que escogió.

Amén, dijo el poeta. Y el hechizo se hizo realidad.

El poeta voló sobre el mar hasta llegar donde moraba su alma gemela y la encontró acurrucada, en una calleja mojada, casi inerte, sin vida, colmada de bienes, pero ida, lloraba y lloraba y un apuesto hombre la llamaba, más ella corrió hacia el bosque. Entonces el poeta convertido en búho susurró su nombre:

- ¿Quién susurra el nombre de mi poeta al que dejé en el olvido? Dijo ella.
- Soy un búho. ¿Por qué lloras y huyes?
- Por mi poeta, al que dejé abandonado por la diamantina treta del mundo ficticio. Creo que ha muerto, pues yo moriré pronto, exclamó la bella.

Entonces el poeta convertido en búho, habló:

-  Dormido entre las sombras te esperé, deambulé soñando tu rostro y entre abrojos lagrimales, se rompió mi corazón. Te compré una gema y cogí flores en el cielo, un ángel y un Buda me la dieron, pero te marchaste mi amor, como el aire invisible…
- Oh, búho, cómo sabes tanto de lo qué siento, si nunca oíste mi lamento.
-  Pronto amanecerá he de irme, quiero que seas feliz, pues por ti muero, adiós…

Entonces ocurrió algo milagroso y a la mujer hermosa le salieron alas de diosa y siguió al búho cruzando el mar tras él sin que éste la advirtiera.

¡Y colorín colorado este amor, sólo ha empezado!

Moraleja:

Unos versos cualquiera bastarían para contar esta leyenda, de un poeta que fue un búho y una bella que fue hada, dime estrella rutilante, por qué el sol se acaramela y cuando el amor no es cercano, el alma vuela…

FIN

 

Autor cuento: Jorge Ofitas. ®.
España. 2012. ®. Europa. 2019. ®.

Nº visitas

502

Mis ebook en

  • Icon 01
  • Icon 04
  • Icon 05
  • Icon 01
  • Icon 04
  • Icon 05
UA-99982081-1
Las cookies facilitan que puedas leer mis obras. Para poder leerlas, usted debe aceptar que utilizo cookies.