El tallo de la rosa.

 

 No es espinoso el tallo de la rosa para herirte. 
Ella quiere decirte que no la cortes hermosa. 
Ella quiere avisarte, que sin espinas;
no puede amarte, por eso es una rosa. 
Así son los jardines, dolosos pétalos serafines. 
Como el amor cuando gime, con pauta dolorosa,
tu boca cuando sonríe, se convierte en una rosa. 
 
Autor versos: Jorge Ofitas. 
Sevilla. 2013. ©. ®.

Nº visitas

8260

Mis ebook en

  • Icon 01
  • Icon 04
  • Icon 05
  • Icon 01
  • Icon 04
  • Icon 05
UA-99982081-1