Aquellos versos marinos.

Aquellos versos marinos, de la proa sin mar,
se quedaron en el cofre, de la eterna mocedad...
Visualiza barlovento, el marino de leyenda,
y como dijo Rodrigo, nunca pudo decir, ¡tierra!...
 
Perdido en los azules, del amor tardío,
se oxidó el anclaje, del arrojo mío...
 
Aquellos versos marinos, de la proa sin mar,
los robó la sirena de cabellos, rojizos...
 
Trueque versos por tesoros, comentó el capitán,
sin él saber, yo sabía, que no se pueden trocar,
las cuentas del alma mía.
 
Aquellos versos marinos, de la proa sin mar,
fondearon  el abismo, del vestigio del amar.
 
Triste cuento, salobre, de esbozo de olas.
por la eterna travesía,
el oro, más que el amor valía.
 
Aquellos versos marinos de la proa sin mar,
recobraron el alijo, de la eterna mortandad...
 
Sirena de puerta salitre, recoge el viento,
que en bahía de plata, todas las naves,
llevan aquellos versos marinos...
 
 
Autor poema: Jorge Ofitas. 
Cádiz. 2005. ©.®.

Nº visitas

7863

Mis ebook en

  • Icon 01
  • Icon 04
  • Icon 05
  • Icon 01
  • Icon 04
  • Icon 05
UA-99982081-1