Pálido resuello de cristal.

Cuando duerme la noche preciosa. A veces vuela su nombre en mi boca, y nunca olvidaré su pálido resuello de cristal, acallando los acebuches plateados de la noche inminente. El aroma de luminosos jazmines escondidos, reventaron la brisa, al verla cruzar hermoso el olvido, sin prisa, con el duende de su palpitar. Los pájaros dormían, la veleta de colores, vencida, estática trasnochó. Dónde fue el viento madrugador, claudicado, por las luciérnagas de su corazón, los árboles gemían enamorados. Dónde fui yo. Olvidado,  su pálido resuello que acallaba la brisa, jazmín herido. Vencido a veces me pregunto, qué de bueno hay en estas cosas, ay, colgada de la luna por ella, una estrella escribió esta prosa. A veces vuela su nombre en mi boca… Y escucho lo que de ella dice el mar… Cuando duerme la noche preciosa. 
 
Autor prosa poética: Jorge Ofitas. 
Sevilla. 2013.  ©. ®.
 

Nº visitas

7884

Mis ebook en

  • Icon 01
  • Icon 04
  • Icon 05
  • Icon 01
  • Icon 04
  • Icon 05
UA-99982081-1