Luna de mis veranos.

Prosa poética.
Cuento mitológico. 
Título: Luna de mis veranos. 
 
… El verano se acicalaba soñando largas noches de paz estrelladas…
- Mira por donde llega mi hada henchida de júbilo, iluminada. 
- Oh, verano. ¡Qué bello eres! ¡Té colmo de bendiciones! Por vos mi suspiro va. Y la madre Tierra su bienvenida os da a este hemisferio de amor y sal.
- Mi espíritu está de resguardo y veré de nuevo a mi Diosa del vino, mi luna de agosto, mi añoro desatino, cuando emigró a otros soles… 
- Um. Vino. Yo quiero vino, verano precioso. 
- El vino está prohibido para Dioses, Diosas y hermosos. 
- No te pongas triste verano, aunque la luna en agosto beba vino toda la noche, si,  junto a su amigo el mar que siempre hace lo que ella dice… 
- Pues que beba y ame al mar, yo prefiero sentir, lágrimas de San Lorenzo, resucitar, hogueras humanas por San Juan y, enamorarme, del sueño de mis Pléyades, de mi Orión, hablar con el Cangrejo, lanzar un beso a Venus y oler el pan en la brisa de la mañana… 
- ¿No estabas enamorado de tu diosa del vino? Um. Verano…
- Oh, hada luminosa, deberías saber una cosa misteriosa, los veranos, somos volubles, poetas, promiscuos y otras cosas, por naturaleza belleza rosa… 
- Felicidades, amor, nunca mejor dicho, feliz verano, hago de amor hechizo…
- ¡Hasta pronto hada compañera!... Te veré en el sol del mediodía, alegría…
… El verano abrió el cielo de estrellas, para verse su rostro antes de verla a ella y decirle, te amo, luna de mis veranos. 
 
Autor prosa: Jorge Ofitas. 
Sevilla. 2016. ®. ©. 
 

Nº visitas

7410

Mis ebook en

  • Icon 01
  • Icon 04
  • Icon 05
  • Icon 01
  • Icon 04
  • Icon 05
UA-99982081-1