LIADA Y ADALÍ. ®.

 

LIADA Y ADALÍ. ®.
(El último humano)
Novela ciencia ficción.
Fantasía. Filosofía. Mitología.
Jorge Ofitas. ®.

Obra literaria dedicada a una musa desaparecida del espacio infinito…

COLECCIÓN MUNDOS DE CONCIENCIA
PRÓLOGO.

AMOR Y ELLA.

Viajaba entonces fluido en sutiles gotas estelares por los infinitos mares de estrellas creado por el soplo. Era ligero y veía a través de todo pero no conocía la forma ni la materia aunque tenía espíritu. En otro lugar del espacio infinito apareció otra fuerza desconocida hasta ese instante fue la segunda creada por el aliento creador que comenzó el ciclo. Todo lo creado iba entonces de lo más espiritual a lo más grotesco y vuelta a empezar, solamente había una forma de liberarse de este ciclo pero esto es otra historia.

De repente un día navegando entre estrellas recibió un impacto implosivo de algo desconocido que lo convirtió en un brutal cometa surcador de galaxias y su espíritu quedó allí Eones de tiempo circulando hasta que finalmente se convertía en una esfera un mundo nuevo o un satélite engendrador. La otra fuerza creada para excitar la materia y producir cambios fue llevada a un jardín secreto de bosques interminables desde donde se podían ver todas las galaxias del Universo y vivir en un éxtasis interminable el poder creador de las siete estrellas que bien podrían ser las pléyades aunque es posible que no. Porque Ella debía dar luz a una hija pero no de un modo sexual Ella podía engendrar por ella misma. Aunque antes pasaría millones de años viajando y transformándose una y otra vez en diferentes cosas que no podemos ni debemos decir.

Un día se encontraron repentinamente debido a la causalidad mirando un planeta recién creado de grandes mares bosques y montañas pero faltaba la vida los animales y los que después serían todos sus hijos y sus descendientes que somos todos nosotros.

Un millón de Arcángeles blanquecinos destellantes moraban por aquellos días con sus interminables ejércitos de luces blancas y dijeron a la primera fuerza surgida del Universo que eran su ejército que eran el día, la luz directa del soplo y que él era el Amor Apolo con otros muchos nombres y necesitaría a Ella a Diana para crear vida en la tierra, pero Ella se negó cuando un millón de Arcángelas verdes doradas y guerreras surgidas de lo más oscuro y secreto del universo dijeron a Ella que eran su ejército junto a sus interminables ejércitos de luces negras e índigos. Al saber Ella que podía procrear por Ella misma no quiso fundirse ni crear con el Amor luminoso. El gran Aliento irritó y ordenó que ambas facciones se fusionaran pues no quería presenciar la guerra entre sus hijos divididos ahora por la conciencia de deseo que traía Ella al tener la obligación de engendrar con Amor, así que aquel planeta desapareció y Ella se convirtió en la Luna el Amor iluminó el día habiendo sido convertido en el Sol que iluminó a Ella desapareciendo la oscuridad estrellada ya por momentos, Ella parió entonces de sus entrañas a la Tierra, su hija y la abuela de la humanidad. Por eso Ella siempre da vueltas alrededor de la Tierra como una madre da vueltas alrededor de una cuna para vigilar a su hijo. ¿Pero qué ocurrió realmente? ¿Cómo tuvo lugar este acontecimiento desde un punto de vista material? No hay tiempo humano ni espacio.

Fue cuando apareció él en aquel paraje buscándola a Ella que se encontraba subida a un promontorio de arenas blancas divisando el mar rizado de espuma que bramaba con sus olas un intenso día de viento iluminado. Sentía él que podía volar cuando la vio allá arriba con su pelo suelto a Eolo pensó que podía hacerlo claro que con eso no bastaba pues no tenía alas y existía la ley de gravedad. Apolo subió entonces a la colina arenosa lo más rápido y veloz que pudo cuando la sintió y Diana lo abrazó luego se miraron sabedores de los millones de años que llevaban sin estar unidos desde que comenzó la creación.

- Hola, amor. Dijo ella con su mirada telepática. Con sus ojos que contenían todas las constelaciones conocidas y desconocidas y también por micro segundos todos los colores del Universo incluidos los que no pueden percibir los ojos humanos solamente algunos ojos muy pocos están capacitados.
- Hola, cariño. Dijo él con lágrimas de sol en sus ojos. El Dios del día de las luces casa de la absoluta creatividad y belleza.
- Lo sé, ellos no saben que nos creamos a nosotros mismos repetidamente, ni quieren aceptarlo. Creen que el amor es un invento…
- Si, lo sé, es la fruta del tiempo…

Y unieron sus labios figuradamente…

Luego de esto salieron con sus formas humanas a un estrecho sendero rodeado de pinos y acebuches del precioso atril tintado de blanco añil marinero y serrano y se besaron como humanos pues solamente tenían concedido aquel penúltimo momento en la materia y se besaron con tanto amor y tan profundamente recordando sus muertes y sus vidas reencontrándose continuamente y siempre trágicamente siendo separados, que todo se desvaneció y solo quedó un perfume en el aire un aroma tan bonito y sutil acompañado de una luz tan intensa y mágica que nuevamente todo comenzó nuevamente a crearse a crearse. Primero nació un loto surgido de la mar de luz…

No sabemos si Amor y Ella volvieron a existir. Creo que sí ¿Por qué no? y aunque no pueda demostrarse de un modo comprensible a nuestros sentidos he sabido que Ella lloraba Estrellas cuando Amor moría para convertirse en otra cosa y no la reconocería en el nuevo despertar aunque Ella también moría y Amor se convertía en un amargo guerrero de luz inmortal y se enemistaba con sus jefes Arcángeles huyendo después a regiones inhóspitas del gran aliento dónde se enfrentaba a millones de ejércitos dragones de la sabiduría con la esperanza de morir y zafarse para siempre del ciclo aunque Ella siempre se lo impedía cuando volvían a encontrase cada cinco millones de años. Es una fábula de amor no un engaño. Todo lo que existe lo hace por algún motivo pues nada pervive baldío en la creación y lo que a nuestros ojos llamamos tener corazón es tan luz cómo la hiedra un zafiro estrella de pasión, ceguera que tintinea primero y luego de luz llena brama encendiendo de luz el mundo de Ellas y Amores. Espero y deseo de todo corazón os haya gustado este relato con sus Universos inmortales de colores.

Tras una nota musical de una belleza inusitada una flecha luminosa con millones de galaxias engendró el patio de estrellas… Causa fluyó efecto fluye. ¿De dónde? De aquello. El amor más bello. Con coronas de bondades y piedras preciosas que son estrellas figuras misteriosas de música gemido que siempre vivieron. ¿De dónde? De aquello. La oscura noche la ruptura de lo ocultamente luminoso paritorio espirituoso de candor carmesí que ciega el trigo. ¿De dónde? De Aquello.

 

Diamond Phoenix. I.
La Tierra. Año Stand Bye.

Todos los esfuerzos en aquellos momentos finales de la vida en la madre Tierra se dirigían a que sobreviviese la especie humana. No quedaba tiempo para más. Así que los súper científicos supervivientes crearon un ser humano perfecto para enviarlo al espacio.

El destino se encontraba marcado en las cartas y el prototipo doblaría la velocidad luz por fin cómo en las naves interestelares de las novelas y películas o quizá pudiese adentrarse en un mundo paralelo dónde enderezar el pasado aunque esto último fuese harto difícil era muy probable pues la nave contaba con un sensor que detectaba anomalías o irregularidades en la telaraña cósmica y después daba los resultados exactos del fenómeno que podría tratarse. Se tardó cien años en construirla, miles de científicos y todo tipo de profesionales de la más alta cualificación y reconocimiento. Los materiales para erigir aquel monstruo tecnológico se obtuvieron de otros planetas cercanos a la tierra y la tecnología más secreta a nivel militar se mejoró con aquel gigantesco presupuesto para el proyecto: El último humano.

Adalí Zafiro despertó cómo de un largo sueño miró a su alrededor y vio a todas esas personas con batas blancas, todos le miraban y le sonreían. De repente alguien se le acercó y le ayudó a colocarse el traje espacial, fue cuando recordó quién era y saludó a todos. Antes de subir a la nave contemplaron el planeta Tierra yermo y desolado ya no se oían llantos lejanos ni gritos aterradores en los sensores extra tierra.

A la nave se la bautizó con el nombre de Diamond Phoenix de la antigua mitología, el ave que renace de sus cenizas en clase diamante.

Finalmente el último grupo humano que consiguió aislarse en una súper nave que orbitaba la Tierra pues en el planeta la vida orgánica ya no era posible tras los últimos desastres explosivos producidos por el fuego arrasador. Este último destacamento debía esperar (si la misión tenía éxito) que Adalí el súper hombre guerrero con poderes especiales enviará la nave de regreso al punto de partida lo que significaría que todo era estable y que lo proyectado había tenido pleno éxito. Aunque solo tenían cinco años de autonomía en la estación espacial que orbitaba la Tierra; después de ese tiempo se destruiría con los últimos humanos. Cinco años eran más que suficiente o debían serlo según los cálculos científicos más estrictos y fiables, sin embargo otros científicos opinaban que era muy poco probable que Diamond Phoenix regresara al sistema solar…

La máquina contaba con todos los archivos de la historia de la Tierra, de todo tipo y de las obras de artes se crearon miniaturas con un material indestructible que encontraron flotando en la vía láctea…

La nave de Adalí despegó y en dos horas terráqueas se situó sobre el planeta dónde debía inspeccionar el aire y las condiciones de vida con un potente e innovador sensor.

Tal cómo predijeron los estudios y otros experimentos la vida era posible en aquel planeta, así que todo salió según lo previsto solo que Adalí quedó hechizado por una de las gigantescas lunas estáticas que orbitaban el planeta. Esta luna ejercía sobre él una extraña y misteriosa influencia, siendo así sus súper facultades quedaron bloqueadas, salió de la nave y preso de un extraño éxtasis quedó dormido y enredado por las extrañas ramas de un árbol que lo apresó y lo durmió, tal vez para siempre.

Cuando despertó no sabía muy bien quién era en aquella noche de siete hermosas lunas e infinitas estrellas con constelaciones desconocidas para las cartas humanas y millones de estrellas fugaces de colores que cruzaban el firmamento. Fue cuando vio su nave sintiendo curiosidad Adalí regresó a ella, pero, ¿qué le había ocurrido?...

En la órbita de la Tierra había cundido el pánico pues el tiempo de espera a la primera respuesta de Adalí se había superado en mucho algo anormal debía haber ocurrido, dónde estaría Diamond Fénix.

Cuando subió a la nave recobró la lucidez solo que ya no era Adalí. Se dejó llevar por su poderoso instinto y quedó tranquila al comprobar que era Liada Estrella. Por una razón desconocida se había activado el plan de emergencia lo que significaba que la nave no saldría más de aquel planeta. Las causas por la que el programa se desactivó eran desconocidas para la inteligencia artificial del Diamond Fénix.

La noche en el nuevo mega planeta duraba 304 horas y el día 415. Así que Liada Estrella despertó a sus dos canes majestuosos un macho y una hembra, sus nombres eran secretos como el arco y las flechas que portaba Liada. Una hembra humana que poseía entre otras la capacidad de cambiar sus ojos de color, su piel, su pelo, su altura, podía volar y volverse como el agua y también invisible e incluso convertirse en cualquier tipo de felino con visión nocturna más otras muchas atribuciones asombrosas. Pero para que la especie subsistiera alguien debía preñarla y solamente podía hacerlo Adalí Zafiro. Algo había fallado en el programa genético donde Adalí debía haberse desdoblado en macho y hembra al llegar al planeta solo que algo inusual y extraño había sucedido. Ahora el error era irreparable y Adalí y Liada nunca se verían pues Liada era la noche y Adalí el día. Él, enamorado de la luna más grande de las siete que rondaban el cielo del planeta y, ella obsesionada con viajar a un extraño Sol o estrella que brillaba en la noche de aquel cielo nocturno que cambiaba de color según la hora de la noche. La historia trágica de la humanidad conocida, todos los esfuerzos habían sido en vano.

Cuando Adalí despertó al salir el sol vio la grabación que la había dejado Liada y comprendió el terrible error en el sistema que además impedía el regreso a la Tierra aunque la nave seguía haciendo el resto de funciones con absoluta perfección y eficiencia. ¿Cómo conseguir ver a Liada? Debían procrear la nueva especie humana. No podía ser cierto, las influencias de aquel sol y aquellas lunas habían alterado el experimento y el final de la especie humana. Ambos debían tener catorce hijos, siete bellísimas hembras y siete poderosos machos con las facultades más excelsas y cada pareja de una raza diferente. Por supuesto no existía el amor, era imposible no poseían esa capacidad y si la poseyeron los científicos que los crearon se la extirparon con la intención de que fuesen menos emocionales para poder sobrevivir, ya regresará el amor cuando la especie esté bien asentada, exclamaba en aquellas tertulias del proyecto uno de los más eminentes científicos.

Adalí pasó todo el día trabajando con la nave en las fórmulas posibles para conseguir que él pudiese acceder a la noche y Liada al día. Pero las posibilidades no existían, algo o alguien había cambiado el proyecto. Finalmente aun habiendo tomado unos potentes grimorios para no dormirse la luz de la luna nacida en la noche lo durmió y Liada despertó sin saber por supuesto que también era Adalí. Sin embargo cuando recibió el mensaje de su compañero comprendió que la solución se encontraba en la luna grande y el sol de medianoche hechizante. Fue cuando unas luces que parecían provenir de esa estrella la elevaron y se la llevaron con ella hacia la extraña estrella. Cuando la noche concluyó el cuerpo de Liada desapareció, despertando de nuevo en la nave Adalí que lo primero que hizo fue comprobar si había algún mensaje de Liada.

La inteligencia de la nave había grabado aquellas luces llevándose a Liada ahora regresada en Adalí. ¿Por qué no hicieron dos seres diferentes? Una hembra y un macho. ¿Por qué este experimento de desdoblamiento? La razón era obvia el ahorro de energía y de espacio, Adalí comenzaba a sospechar que no era humano, que solo era un brutal experimento, aquel día enloqueció pero en su impostura consiguió poner en marcha la nave y dirigirse al sol de medianoche que de día cubría la noche del otro lado del planeta, posiblemente si voy en su busca la situación cambie y podamos estar en la misma línea de tiempo. Pensó Adalí.

Mensaje de navegación. 1.
Vía: Telepática.

- Diamond Phoenix Soy el comandante Adalí jefe de la especie humana. Pon rumbo al sol de medianoche al otro lado del planeta. Misión. Rescatar a Liada para procrear.

- Misión rechazada. Diamond Phoenix se ve imposibilitada para abandonar este hemisferio, algo bloquea mis sentidos. Lo siento comandante ha sido relevado…

Adalí decidió desconectar la inteligencia artificial del monstruo tecnológico y coger el mando. Al principio todo iba bien hasta que insertó las coordenadas de destino estas eran rechazadas por la nave, que respondía: - Esa zona no existe… Dejó un mensaje a Liada pero de nada serviría porque ella estaba en una estrella a saber con qué seres, sin duda pensó lo peor y todas las posibilidades posibles de lo que podría estar ocurriendo en aquel sol extraño y por tanto las probabilidades para poder discernir la verdad quedaron extinguidas, el día terminó y llegó la extraña noche…

Liada no regresaría más al Diamond Phoenix entre otros motivos porque para Adalí esa fue su primera noche consciente cómo cuerpo único y además ahora el Diamond Phoenix daba vía libre para viajar al sol de medianoche. Adalí se vistió de guerrero interestelar y preparó todo, sabía con toda certeza que allá arriba había seres que habían raptado y subyugado a Liada Estrella aunque no era esto lo que más le preocupaba sino el destino de la especie humana. Si Liada había procreado ya con otros seres los embriones que albergaban la genética pura de las primeras siete razas habrían muerto y las demás cualidades pasarían a la especie con la que ella engendrara. Siendo así sus órdenes genéticas eran ir y recuperar a Liada a costa de cualquier precio. Si Liada cuando le viera no quedaba encantada y hechizada al instante de verle es que el vínculo se había roto, las cosas sin embargo cuando Adalí arribó a la estrella verde no fueron en nada cómo se proveyeron y la sorpresa para bien o para mal sería la consigna de aquel histórico viaje que marcaría un antes y un después en la historia de la especie humanoide responsable del futuro de la nueva humanidad.

Fin Diamond Phoenix. I.
Espero os hay complacido este adelanto de Liada y Adalí.
Saludos del autor.

Esta novela está perfectamente concluida y registrada para su edición editorial, el motivo de publicarla de esta manera es por razones que este autor prefiere no esgrimir aquí y que algún día expondrá a sus lectores y amigos.

Diez comentarios activarán el capítulo II.

Autor novela: Jorge Ofitas. ®.
Spain. 2017. Europe. 2018. ®.
Todos los derechos reservados. ®.

Nº visitas

858

Mis ebook en

  • Icon 01
  • Icon 04
  • Icon 05
  • Icon 01
  • Icon 04
  • Icon 05
UA-99982081-1
Las cookies facilitan que puedas leer mis obras. Para poder leerlas, usted debe aceptar que utilizo cookies.
Más información De acuerdo Rechazar