La tele-transportación de Andrés y María.

Lunes, 14 Marzo 2016. Articulo en Filosofia y parasicologia Visitas : 10322

¿Os habéis topado alguna vez con extraterrestres o agujeros negros? Ambos sucesos paranormales tienen algo en común,  la intensa niebla que antecede a una abducción o a un agujero de gusano. El agujero negro es la entrada a otra dimensión o plano y el agujero blanco la salida. El caso que expongo a continuación es totalmente verídico y puede incluir ambos sucesos paranormales e incluso alguno más. 
 
A finales de los años ochenta tuvo la ocasión de conocer a Andrés y María. Eran una pareja de jubilados amantes del mar que tenían un alto nivel de vida y muchos fines de semanas hacían el trayecto Sevilla- Cádiz y viceversa. Comencé a echarlos de menos, pues hacia casi dos meses que no sabía nada de ellos. Olvidé el asunto hasta que semanas después me topé en un centro comercial de Sevilla con el mismísimo Andrés. María se había quedado en casa. Me dio un abrazo. Le pregunté si todo iba bien, temí que le hubiese ocurrido algo a María, entonces me contó la experiencia que había tenido con su compañera. Escuché atento. 
 
Andrés me contó que volvía en coche a Sevilla de Cádiz donde poseía una casita en la playa. Una de esas noches cuando regresaban del mar  una intensa niebla cubrió toda la autopista y no se veía absolutamente nada y para colmo se paró el coche. Antes que les diera tiempo a expresar el pánico qué sentían, la luz del sol cubrió el rostro de Andrés y María que salían de un profundo sueño. Miró a su alrededor y quedó extrañado. ¿Dónde estaba? Aquel lugar no le “sonaba” de nada. Entonces espabiló a María y ambos bajaron del auto, cual fue la sorpresa cuando vieron la carrocería del coche sin la pintura, todo el exterior estaba escorchado, igual que los autos recién fabricados antes de ser pintados. María se asustó y se abrazó a su marido. No muy lejos de allí, había unos jovenes jugando a fútbol en un escampado. Andrés se dirigió hacia la explanada polvorienta preguntó a uno de los niños el nombre del lugar y éste le respondió:
 
- ¡Está vos en Buenos Aires! ¡Pásala miste!... 
 
Y así sucedió. No puedo ni debo decir donde se dirigieron pero sí que les ayudaron a volver a España. Debido a un suceso sin explicación científica, Andrés y su esposa aparecieron al otro lado del Atlántico en la Argentina, tres horas después de transitar la autovía Cádiz-Sevilla, es decir casi a la misma hora que desaparecieron. Y esto no es todo. La diabetes de Andrés se esfumó y María se curó de su artrosis. 
 
Las crónicas paranormales encierran multitud de casos igual a este o similares que cada interesado saque sus propias conclusiones. ¿Agujeros negros o extraterrestres? En la parapsicología hay otros fenómenos paranormales análogos bien constatados, como la bilocación, el desdoblamiento involuntario o el vardogr psi gamma. A día de hoy algo que desconocemos produjo el extraño suceso que nos antecede. Hay crónicas bien registradas de personas que han subido a un OVNI y han vuelto para contarlo. Otros casos nos manifiestan la enorme posibilidad de que los agujeros negros no sean sólo cosa del espacio estelar sino que estén por todas partes. Existen registros fidedignos de personas que desaparecieron como tragados por el aire y nunca más volvieron a ser vistos. Basta por hoy. 
 
Un cordial saludo.
El autor.
 
Autor artículo: Jorge Ofitas.
Sevilla. 2016. ©. ®. 

Comentarios (5)

  • Toni Tello

    Toni Tello

    03 Abril 2016 a las 14:32 |
    Hola Jorge,
    Era una amigo de Facebook, te escribi este menmsaje privado y me ha estrañado que no me conteste.

    He sentido mucho no poder leer sus escritos, sus poemas, al abrir el Facebook y encontrar que me habia excluido como amigo.
    Me gusta leer a personas a las que sigo en este medio, aunque yo no participe.
    Le doy mis felicitaciones por como escribe y le digo que si no hubiese sido por este medio jamas le habria conocido.
    Sus razones tendrá para excluirme aunque ambos perdemos.
    Atentamente,
    Toni

    responder

  • Rosa carretero

    Rosa carretero

    29 Abril 2016 a las 21:06 |
    Impresionante y para mi inexplicable, pero la historia te deja no menos que sorprendida y al mismo tiempo asustada, no quisiera tener semejante episodio en mi vida.

    responder

    • Jorge Ofitas

      Jorge Ofitas

      06 Junio 2016 a las 06:00 |
      Muchas gracias, Rosa. Un fuerte abrazo.

      responder

  • Zoraya

    Zoraya

    14 Agosto 2016 a las 16:04 |
    Algo inexplicable, pero hay tantas cosas que no sabemos....

    responder

    • Jorge Ofitas

      Jorge Ofitas

      16 Agosto 2016 a las 20:38 |
      Sí, en cierta manera lo es. Saludos. Gracias, Zoraya.

      responder

Déje un comentario

Si envías un comentario estás aceptando mi política de privacidad

Mis ebook en

  • Icon 01
  • Icon 04
  • Icon 05
  • Icon 01
  • Icon 04
  • Icon 05

Etiquetas Blog

UA-99982081-1
Las cookies facilitan que puedas leer mis obras. Para poder leerlas, usted debe aceptar que utilizo cookies.