El fantasma de la casa de las salinas. ®.

Domingo, 17 Diciembre 2017. Articulo en Filosofia y parasicologia Visitas : 2201

 

EL FANTASMA DE LA CASA DE LAS SALINAS. ®.
No- ficción. Relato nº 2. Sucesos paranormales.
Jorge Ofitas. ®.

Siempre fui muy escéptico con el asunto de las casas embrujadas o encantadas. Si bien es cierto que a lo largo de mi vida tuve multitud de experiencias paranormales, por aquellos días siendo más joven no creía demasiado en espíritus errantes ni en casa poseídas por estos. Mi experiencia personal y aterradora en la casa de las salinas terminaron convenciéndome de que efectivamente muchos seres se quedan atrapados entre este mundo y el otro y lo que es peor, afectando gravemente a los seres vivos que interrelacionan con ellos, menos a los gatos, pero esto es otra historia.

La casa de las salinas fue vendida a un matrimonio de empresarios de Sevilla por un joven heredero de la provincia de Cádiz. Los nuevos dueños eran de mediana edad y tenían 4 hijos. El inmueble se encontraba situado en la costa de Cádiz cerca de un polígono industrial; pero algo apartada del mundanal ruido, por delante había una carretera que conducía a unos astilleros y su fachada daba a unas inmensas salinas naturales. El caserón tenía tres plantas. La planta baja había sido un horno de pan, el primer piso era la zona habitable y el tercero una amplia azotea con guardamuebles y mucho espacio.

Cuando fue adquirida la casa el horno de pan siguió funcionando con normalidad y el hijo del difunto propietario la vendió a este matrimonio para una de sus hijas, pero ella no quiso finalmente mudarse hasta Cádiz y el negocio con vivienda incluida fue alquilada a otro matrimonio de Málaga que quedó encantado con su nueva adquisición.

Cómo la tahona iba viento en popa todos estaban felices, los dueños y el inquilino. Hasta que un día los inquilinos se marcharon y el negocio comenzó a ir mal, a partir de aquí comenzaron los problemas. Un hombre de unos sesenta años en camiseta blanca comenzó a dejarse ver asiduamente por el piso superior, tan perfectamente que hubo quién creyó que era una persona de carne y hueso. Aunque esto sería solo el principio.

A medida que el tiempo transcurría el negocio cada vez iba peor y esto parecía no gustar al fantasma que no todos podían percibir. Un muchacho que hacia la limpieza y los recados en el tiempo que los nuevos propietarios no iban por allí comenzó a pintar las paredes del patio superior un día de primavera. Según me contó sin saber él absolutamente nada de lo que ocurría en la casa, volvió la vista atrás y allí estaba el hombre, le sonrió y le daba consejos de como pintar mejor, el muchacho minutos más tarde creyó que aquel extraño se había ido, bajó y preguntó al capataz si conocía a un hombre con camiseta que había estado acompañándole en su tarea pero todos negaron y además se inició el rumor de que el joven debía tomar alguna droga, así pues lo etiquetaron. Días más tarde el chico fue a hacer las camas de los dormitorios de la casa pues llegaban los dueños desde Sevilla a pasar unos días con sus hijos. Primero estiró la sábana en la cama de la habitación principal de matrimonio, puso la colcha y cuando hubo terminado de repente delante de sus ojos contempló cómo algo invisible la deshacía por completo. Tal fue su horror que nunca más regresó por allí. Por suerte años después volvió para aceptar un trabajo y tuve la oportunidad de hablar con él, porque esto solo era el principio de una serie de acontecimientos que iban mucho más allá de simples apariciones o camas deshechas.

Yo solía ir mucho por allí cuando uno de los hijos del nuevo patrón se mudó a vivir a la casa. Este tipo de fenómenos paranormales suelen ir acompañados de misteriosas negatividades o dicho de un modo más técnico de materia astral pegajosa. Aquella casa y el negocio estaban condenados al fracaso por razones que expondré a continuación, antes relataré otros hechos paranormales que me ocurrieron a mí en la casa de las salinas.

Un fin de semana me quedé a dormir con mi amigo en el piso superior, nos acompañaban una decena de personas entre hombres y mujeres para celebrar una pequeña fiesta veraniega de fin de semana en la azotea de la casa. Finalmente cuando todos se fueron de allí mi amigo me cedió una habitación para mí solo en el ala derecha de la vivienda que es dónde aparecía el fantasma, yo no temía al espectro pero a partir de aquella noche albergué razones de peso para hacerlo. En unas repisas de madera dispuestas para la decoración encontré unas velas muy caras de colores aromáticas y las encendí, puse música tántrica y me acosté con una agradable sensación, una hora y media más tarde desperté de repente y vi aterrado cómo todas las velas estaban ardiendo y la repisa comenzó arder. ¿Cómo era posible? Todas las velas envueltas en llamas. Bueno conseguí apagarlo y seguí durmiendo, entonces algo invisible comenzó a golpear en la pared que había junto a mi almohada… Lo solucioné pero hubo más experiencias, decenas de ellas de otras personas que vieron al hombre de la camiseta blanca más otras mías realmente espeluznantes…

Al final el fantasma echó a la familia que adquirió el inmueble con negocio. Hoy toda la vivienda está tapiada… Y mi amigo salió vivo de allí de puro milagro debido a los horribles sucesos que le acontecieron el último año que vivió en el siniestro lugar. No me extenderé más solo os dejo mi conclusión sobre este hecho paranormal muy frecuente en lugares dónde habitaron seres que al morir en la ignorancia quedaron atrapados en lo que los budistas llaman el Bardo Thodol o el camino intermedio, también conocido por el rio de la vida.

CONCLUSIÓN PARAPSICOLÓGICA DEL AUTOR

El fantasma de la casa de las salinas era el antiguo propietario de la finca, está confirmado; una vez contrastadas las visiones fantasmagóricas con fotografías en vida del difunto. Iba vestido con una camiseta blanca de tirantas y un pantalón blanco de panadero. Yo mismo lo vi con nitidez un día cuando jugábamos al trivial unos cuantos amigos. Estaba de pie allí observándonos… Ni realizando dos sacerdotes cristianos cuatro exorcismos y muchas bendiciones consiguieron echar al espectro…

El problema radicaba en que este señor no sabía que había muerto después quedó atrapado de propia voluntad aferrándose al futuro del negocio que él mismo creo y muy disgustado con su hijo el heredero por vender la finca y el negocio a gente extraña, así que vigilaba y ejercía influencias sobre las personas que regentaban el horno y además quería también intervenir en la familia de los nuevos dueños, lo cierto es que les hizo mucho daño con sucesos y aspectos de esta historia que cómo ya he dicho necesitarían un libro. Dieciocho años después de aquellos sucesos la casa de las salinas sigue sin dueño y tapiada toda la fachada… ¿Seguirá el fantasma por allí? Porque aún hoy la casa infunde miedo a todos los que han entrado pues ninguno de ellos regresó jamás…

Mi conclusión final es que el fantasma tenía una honda deuda kármica y su espíritu estaba poco evolucionado por lo que falleció en la ignorancia y no supo morir correctamente cometiendo el más grave error para un moribundo qué es “aferrarse a la vida” según nos enseñan profundos estudios metafísicos, filosóficos y religiosos realizados por sabios de todas las edades de la especie humana. Para poder expulsar de tu vivienda a un ser cómo el de la casa de las salinas mi consejo es que vendas y cambies de lugar o en caso contrario o fuerza mayor contratar a un parapsicólogo profesional con medios suficientes para abordar este tipo de sucesos graves, causados por energías que siguen buscando su cuerpo físico después de haber fallecido.

Hay dos vertientes aterradoras en una mala muerte basada en la ignorancia en vida del difunto y son: 1. Que muera el cuerpo físico y quede vivo el cuerpo astral, esto es lo que le ocurrió al fantasma de la casa de la de la salina y 2. Que muera el cuerpo astral y el cuerpo físico siga viviendo la vida sin saber que ya está muerto y que su espíritu ha desaparecido, esta muerte tiene unas connotaciones más horribles que el primer caso pero a largo plazo. Os deseo una buena evolución y estad siempre atentos. Espero os haya gustado mi experiencia. Basta por hoy. OM.

FIN

Nota del autor

Estimados amigos/as y lectoras/es:

Si os interesa saber algo más sobre este suceso paranormal verídico o tenéis alguna duda a este respecto podéis enviarme un correo electrónico y gustosamente os responderé a la mayor brevedad posible. Saludos literarios.

Jorge Ofitas.

Autor relato paranormal: Jorge Ofitas. ®.
Spain. Europe. 2017. ®.

Déje un comentario

Estás comentando como invitado.Si lo prefieres ,no es necesario introducir tu correo electronico

Mis ebook en

  • Icon 01
  • Icon 04
  • Icon 05
  • Icon 01
  • Icon 04
  • Icon 05

Etiquetas Blog

UA-99982081-1