El curioso caso de carlos ayala.

Escrito por Los viajes astrales. Bilocación o desdoblamiento. Lunes, 17 Agosto 2015. Articulo en Filosofia y parasicologia Visitas : 13664

Tras la guerra civil española carlos ayala trabajaba de camarero en málaga en un bar céntrico para gente distinguida. Perdió a toda su familia en la contienda bélica. Contaba la edad de veinticinco años cuando comenzó a soñar que pasaba  el verano en un hotelito de la costa francesa, tal vez lo había visto en algún folletín o en alguna película de la época. Siempre tenía este sueño. Y no estaba muy seguro ni sabía, de donde había salido aquel deseo, a veces era tan intenso que pensó en irse a la aventura sin medios suficientes para sobrevivir.
 
Con el tiempo carlos se quedó soltero, vivía solo y a pocos kilómetros de la capital malagueña. En  los años sesenta visitó una agencia de viajes para comprobar si existía aquel lugar tan bonito en la costa francesa y ese hotel donde te trataban tan estupendamente y las chicas eran tan preciosas y educadas. Ya había perdido la cuenta de cuántas veces había soñado  visitar aquel lugar; pero no podía permitírselo con su sueldo. Por esto se llevó ahorrando más de veinte años. Había decidido que cuando cumpliese los cincuenta iría a francia, nunca había salido de málaga ni alrededores en toda su vida.  Se quedó de una pieza cuando el señor de la agencia le comunicó que en efecto aquel lugar existía en las guías de turismo europeo. Incluso llegó a decirle: - ¿Cómo lo conoce tan bien? 
 
Así que los años pasaron deprisa y llegó el momento deseado. Allí se encontraba, dispuesto a coger un vuelo hacia le france vía madrid. Diez horas después se encontraba en parís. Desde la capital parisina cogería un tren hasta la riviera francesa, disfrutaría dos semanas completas en el lugar donde siempre había soñado estar.  Pero cuando llegó se llevó una sorpresa mayúscula, pues ya le conocían de veranear allí desde hacia más de veinticinco años. Incluso le tenían la habitación de siempre preparada y una botella de champán metida en hielo. Todo le parecía maravilloso y la broma de bienvenida también, hasta que le mostraron fotos donde aparecía mucho más joven y bien acicalado, junto a personal del hotel u otros amigos veraneantes. Sin saber por qué ni cómo, comenzó hablar francés correctamente decidiendo seguir la “corriente” a todos/as. Minutos después se tumbó en la cama de su habitación, no sin antes haber abierto el balcón, para ver irse la tarde con su sueño cumplido.  Algo muy extraño le había ocurrido y carlos comenzó a sentirse mal… 
 
Todos los datos fueron contrastados y realmente ocurrió. Un tal carlos ayala de málaga estuvo visitando aquel hotel durante los veranos e incluso en invierno u otras fechas, durante algo más de veinticinco años.  Desgraciadamente carlos falleció de muerte natural días después de haber regresado de su viaje a la costa francesa. Simplemente no despertó. O simplemente su doble astral no pudo conectar con el cuerpo físico en la reentrada o simplemente decidió no regresar… 
 
Si carlos hubiese sido consciente de sus dones y poderes, podría haber vivido una vida plena y total, aunque  por aquellos años de imposiciones dogmáticas, en las tierras de andalucía, no había cabida para la parapsicología; brujería para la religión,  ni para viajantes del espacio, ni exterior, ni interior, de poco hubiese importado pues tampoco le interesaban los libros. Carlos era de quiniela, fútbol, toros y cine de entresuelo. Un hombre sencillo, que sin ser mal parecido siempre vivió solo.  Y sin embargo llevó una doble vida inconsciente.  ¡Consiguió vivir dos vidas a la vez gracias a su poder de ensoñación! ¿Cuántos seres humanos son capaces de hacer tal cosa? Muy pocos, si quedan… Con un entrenamiento mental adecuado, imaginen que hubiese podido lograr carlos con sus dos cuerpos, el físico y el astral. 
 
¡Tened mucho cuidado con lo qué soñáis! 
 
Sé que este artículo puede generar incertidumbres o preguntas, incluso malestares. “Haberlas/os haylas/os” Entre éstas de donde sacaría dinero el doble astral de carlos para sus viajes, o como que carlos nunca notó algo extraño u otras dudas, que por supuesto tienen respuesta, pero son demasiado extensas para exponerlas aquí. En realidad este caso da para un libro o quizá más, me atrevería a decir que daría para una película también.
 
En realidad fue su cuerpo astral el que descubrió aquel paraje cuando carlos se dormía. Y fue su astral el que le inducía a recordar y soñar con aquel lugar exótico y mediterráneo.  Se puede decir que el yo superior de carlos dominaba por completo y en ocasiones al yo inferior, pero de una forma inconsciente para él mismo y cuando carlos se dormía su cuerpo astral se iba de viaje. Y estos amigos/as míos/as es algo increíble, equiparable a los vuelos aerostáticos del ocultado simón mago o ciertos milagros de jesús de nazaret u otros fenómenos paranormales que la iglesia tildó de prodigios o brujerías, cuando en realidad eran poderes naturales que todos poseíamos. Aunque no todos/as pueden ni deben desarrollarlos, esto también es cierto. Carlos era un iluminado sin consciencia de ello. 
 
La fuente de mi información respecto del caso de carlos ayala es fidedigna y los hechos tuvieron lugar realmente.  Carlos habló con algunas personas de su entorno antes de morir y contó letra por letra lo que le había ocurrido, toda la documentación, incluidas las fotos que trajo desde francia donde aparecía fotografiado cuando en realidad nunca había estado allí, las heredó la amante del camarero, un año después de fallecer éste, ella se casó con un rico industrial. Yo tuve la suerte de conocerla. Respecto de los nombres de todos los personajes de este artículo he decidido cambiarlos por respeto a la privacidad de los involucrados en este escrito que trata sobre un hecho de desdoblamiento involuntario, llamado en parapsicología viaje astral.  Espero que os haya gustado. Basta por hoy. 
 
Atentamente.  Jorge Ofitas. 
Autor artículo: Jorge Ofitas. 
Sevilla. 2005. Europa. 2015. ©. ®.
 

Comentarios (3)

  • orlando cegarra

    orlando cegarra

    20 Diciembre 2016 a las 03:18 |
    Muy bueno!...Descubriendo el universo!

    responder

  • Emma Palenzuela

    Emma Palenzuela

    23 Abril 2017 a las 04:15 |
    GENIAL E IMPRESIONANTE, JORGE. CREO EN ESOS FENÓMENOS. HE LEÍDO SOBRE ELLOS. YO TAMBIÉN SUEÑO MUCHO, COSAS RARAS A VECES, CREO QUE A TODOS NOS SUCEDE. ME HA GUSTADO MUCHO. ENHORABUENA, AMIGO ESCRITOR.

    responder

    • Jorge Ofitas

      Jorge Ofitas

      24 Abril 2017 a las 05:46 |
      Bueno, estos fenómenos nos ocurren a todos/as consciente o inconscientemente, esta historia fue real. Muchas gracias Emma. Un placer. Jorge.

      responder

Déje un comentario

Si envías un comentario estás aceptando mi política de privacidad

Mis ebook en

  • Icon 01
  • Icon 04
  • Icon 05
  • Icon 01
  • Icon 04
  • Icon 05

Etiquetas Blog

UA-99982081-1
Las cookies facilitan que puedas leer mis obras. Para poder leerlas, usted debe aceptar que utilizo cookies.
Más información De acuerdo Rechazar